Un Bosque Tranquilo, sueño hecho realidad

Marta NavalGar  y Patricia Díaz-Caneja os damos la bienvenida al blog de Un Bosque Tranquilo.

Lo que comenzó como un sueño, hoy se va haciendo realidad. Empezó con una idea, con una conversación, que se fue gestando a lo largo de algunos años. Cuando el momento llegó, apareció la inspiración: la escritura del cuento, seguida de su cuidada ilustración. Así nació Un Bosque Tranquilo, un cuento para niños que enseña Mindfulness a los adultos. Es así como nos gusta transmitirlo, porque sentimos que es un modo de acercar mindfulness no sólo a los niños, sino también a los padres, a menudo por medio de sus hijos. Y por supuesto es una herramienta pedagógica que ya usan muchos educadores. Su publicación por ELA (Editorial Librería Argentina) culminó la primera parte de este proyecto.

Después creamos la página de Facebook, nutriéndola de entradas, de imágenes, y de mensajes y consejos dirigidos a todos: adultos y niños, padres y educadores.

Y ahora ve la luz la página web, con su blog. A través de la web, pondremos a disposición diferentes materiales relacionados con mindfulness y el cuento Un Bosque Tranquilo. Y en el blog que hoy inauguramos compartiremos entradas profesionales, personales, propias o ajenas. Todo aquello que sintamos coherente con el proyecto.

Porque Un Bosque Tranquilo es hoy mucho más que un cuento. Es todo un proyecto educativo, social y de crecimiento, que pretende acercar el mindfulness a todo el público, aunque especialmente a las familias, a los niños y a los educadores. Es un primer acercamiento al mundo de la atención consciente, de la atención plena, donde aprendemos a estar presentes en lo que ocurre hoy, ahora. Porque sólo existe el presente. El pasado y el futuro son constructos mentales que son necesarios, por supuesto, pero que son también el origen de nuestro sufrimiento, de nuestra ansiedad, de nuestro estrés, de nuestro miedo, del dolor…

Un Bosque Tranquilo es un sueño hecho realidad que crece día a día, que evoluciona y aprende, y con el que en última instancia deseamos trasladar que es posible un mundo mejor, con más consciencia y atención, con menos sufrimiento, menos miedo y con más amor.

Con Un Bosque Tranquilo nos gustaría transmitir que todos podemos ser felices, porque la felicidad está dentro de cada uno de nosotros. Sólo tenemos que descubrirla. A veces no es fácil, a veces encontrar nuestra felicidad requiere valor, pero es posible. Si uno de verdad quiere, es posible.

Nos despedimos hoy animándoos a todos a soñar, porque, como dijo el poeta norteamericano Carl Sandburg, “Nada ocurre sin haberlo previamente imaginado”.


 

¡Comparte si te ha gustado!

Deja un comentario